Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

FAST FOOD vs. CARE FOOD

El proceso que ahora está en marcha en todo el mundo es la preparación directa de la comida. Cada vez es más frecuente que tanto hombres como mujeres trabajen y coman fuera de casa hasta una o dos comidas al día. Esta situación resta tiempo y mano de obra a las tareas de preparación culinaria. Para suplirlas se acude cada vez más a las comidas en restaurantes de todo tipo, así como al consumo de “comida para llevar” en centros de trabajo y hogares.

La demanda de comidas preparadas de bajo precio fue sin duda un factor fundamental del surgimiento de la industria del fast food en Estados Unidos. El desarrollo de dicha industria o comida basura como a veces se denomina, fue paralelo al aumento del consumo de bebidas azucaradas gaseosas. El alto contenido graso de la carne la hace una comida especialmente suculenta, que produce una satisfacción inmediata de la sensación de hambre o apetito. Además las bebidas azucaradas carbónicas suelen ser agradables al paladar de casi todas las personas y una vez que se inicia su uso en la edad infantil es fácil que desplacen permanentemente a una bebida mucho menos cara, el agua.

Cada día se consumen millones de hamburguesas, porciones de pollo frito, hot dogs, french fries y un enorme ejército industrial para su producción. Algunos elementos han sido mecanizados hasta extremos inconcebibles. El consumidor final sólo verá en los establecimientos a los empleados que mediante una breve inmersión en grasa hirviente o un breve paso bajo las resistencias eléctricas de una cadena de cocinado darán al fast food el toque final previo a la venta del consumidor.

Por desgracia en buena parte del mundo esta transformación está en marcha con similar dirección; en 1999 en Estados Unidos el 26% de los adultos tenían un IMC de más de 30Kg./m2, que los definía como obesos y el 61% tenían exceso de peso. Son factores inductores de hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes y otras enfermedades crónicas. Las enfermedades crónicas para las cuales el consumo excesivo de grasa y azúcar presente en bebidas y bollería industrial y la obesidad, son factores de riesgo y constituyen ya la principal causa de muerte en casi todos los países. Su prevención es asunto fundamental de salud pública y política sanitaria.

La extensión de los hábitos alimentarios impulsados por la industria del fast food y de las bebidas gaseosas es un factor que lleva de un modo importante al consumo excesivo de grasas y azúcar, con todas las consecuencias nocivas para la salud que de ello se derivan. Todavía se está a tiempo de atajar una epidemia mundial de obesidad y de diabetes, pero para ello haría falta que las autoridades sanitarias pusieran límites, un programa educativo para la ciudadanía y principalmente un cambio de actitud del consumidor final. 

Care Food - Disfrute Sano rompe con todos los esquemas alimenticios del fast food actual y facilita a las personas el acceso a una Alimentación #SabroSaludable, necesaria para la obtención de bienestar siguiendo el estilo de vida presente. Nuestro copo de nieve ha empezado a rodar y esperamos que termine convirtiéndose en una gigante bola. ¿Participas en el cambio? Contribuye a evitar la epidemia.

haz clic para copiar mailmail copiado